El Gobierno pretende que el SEPE se modernice a fondo en los próximos años. El plan que el Estado, a través de los servicios de empleo de las Comunidades Autónomas, busque empleo a los parados utilizando sistemas de inteligencia artificial. Y que persiga el fraude laboral implantando sistemas de big data que lo “automaticen y mejoren”. Así lo recoge el documento enviado a Bruselas por Moncloa, al que ha tenido acceso este periódico.