El pasado 1 de enero de 2024 entró en vigor el Real Decreto-ley 2/2023, que regula la cotización a la Seguridad Social del alumnado que realiza prácticas formativas en entornos laborales como parte del aprendizaje incluido en los currículums académicos.
 
Con esta normativa, los estudiantes que lleven a cabo parte de su formación en una empresa deben estar dados de alta en la Seguridad Social como personas trabajadoras por cuenta ajena. Desde su aplicación, tanto compañías como centros educativos e instituciones universitarias, y los propios jóvenes, han tenido que adaptarse a estar nueva norma.
 
Sin embargo, no siempre es fácil comprender los entresijos de un Real Decreto-ley y pueden surgir preguntas como: ¿quién se debe hacer cargo de pagar las cuotas a la seguridad social? ¿cuándo debe abonarse el pago? ¿hay excepciones? ¿existen bonificaciones?
 
Educaweb responde, en este reportaje, a estas y otras cuestiones resumiendo los 4 puntos clave que debes saber sobre la obligatoriedad de cotización a la seguridad social de los estudiantes en prácticas. ¡Conócelos a continuación!